El comercio agoniza en Irun

Entre 2011 y 2017 un total de 305 establecimientos comerciales han echado el candado en Irun, lo que supone una caída del 29,24 %, y eso sin contar con los datos de 2018, que no auguran ninguna mejoría.

El comercio agoniza en Irun

La caída en los datos de densidad comercial (-4,97%) es otro indicador del declive que está sufriendo nuestra ciudad. Solo hace falta darse una vuelta por las calles de Irun para ver cómo abundan los carteles de liquidación, cierre, alquiler y venta en los escaparates de los locales comerciales.

Y mientras las calles de los barrios se van quedando desiertas, algunos mandatarios siguen hablando de grandes inversiones para construir nuevos edificios con nuevos locales comerciales, aun sabiendo que todos ellos se quedarán tan vacíos como lo que ya están esperando con la puerta cerrada. Toda la ciudadanía está alarmada ante esta situación y es evidente que la evolución no cambiará su curso por si sola.

Como si de una enfermedad se tratara, si un remedio no funciona, el sentido común nos dicta que tenemos que buscar otras alternativas, pero el alcalde y su equipo de gobierno, anclados en una época y en unas formas de hacer que ya no sirven, miran a otro lado y continúan aplicando las mismas estrategias de siempre, esperando a que la coyuntura mundial cambie y se adapte a lo que a ellos les interesa. No entienden que para frenar este declive es fundamental que cambiemos las políticas municipales y busquemos nuevas vías de desarrollo para la ciudad.

Comentarios