Ecología, medio ambiente y transición energética

Es la hora de todos y todas, incluida la Tierra, y debemos buscar un ciudad más armoniosa y respetuosa con el medio y con todas las especies que lo habitan. Solo con plasmar intenciones en papeles o recoger en un programa electoral alusiones genéricas en defensa del medio ambiente y del desarrollo sostenible cada cuatro años no es suficiente. Es necesario hacer una apuesta decidida y real para su implantación, desarrollo y puesta en práctica.

Ecología, medio ambiente y transición energética

Propuestas

1. Crear un área con capacidad suficiente y real para coordinar e incidir sobre la planificación urbanística, la movilidad, los ruidos, la calidad del aire, la gestión del agua, de los residuos, la energía, los vertidos, dotándose de la capacidad técnica adecuada.

2. Realizar auditorías medioambientales periódicas a todos los entes municipales y hacer estudios sobre la evolución de la huella ecológica en el municipio.

3. Contar con un comité municipal sobre medio ambiente para que mejore y amplíe el actual consejo, reduciendo su excesiva representación institucional y facilitando un funcionamiento participativo y abierto a toda la ciudadanía, por medio de mesas sectoriales que permitan una mayor profundización en cada una de las materias.

4. Trasladar las instalaciones deportivas de Plaiaundi a Txenperenea-Oeste y llevar a cabo la rehabilitación total de la zona.

5. Llevar a cabo la segunda fase del parque ecológico y darle continuidad con las islas Santiago-Aurrera, Galera e Hirukanale.

6. Potenciar la realización del parque periurbano de Oxinbiribil que, sin renunciar al disfrute por parte de la ciudadanía, ponga en valor su paisaje con criterios naturales y sirva de elemento de amortiguación de las zonas de mayor protección.

7. Impulsar la defensa integral de las terrazas de Alundia y Lastaola.

8. Plan Especial del Valle de Olaberria:

-El municipio de Irun ocupa el 18,19% de la extensión del Parque Aiako Harria, declarado Parque Natural e incluido en la Red Natura 2000. El ayuntamiento debe contribuir a su buena conservación, planificando una gestión que permita limitar los impactos del excesivo uso recreativo, controlando el paso de excursionistas y de vehículos a motor por pistas y campos, ejerciendo un control sobre el uso de biocidas y de nuevas pistas forestales, y estableciendo zonas para uso exclusivamente ganadero que permitan la regeneración arbórea.

-La entrada de Aiako Harria por el valle de Ibarrola exige un tratamiento especial que permita su protección. Debemos impulsar un Plan Especial de Protección que regule un mejor tratamiento de la regata, restaurando sus márgenes y protegiendo los usos agrícolas, limitar y regular los usos recreativos y hosteleros, y crear un centro de interpretación didáctico que sirva para el conocimiento sobre la fauna y la flora del parque, sobre su historia, sobre las minas y hornos, etc.

-El valle de Olaberria constituye un espacio de transición entre la zona urbana y el Parque Natural de Aiako Harria. Los usos que se puedan establecer en los suelos de Urune y Epele deberán ser compatibles con el medio rural. Es necesario impulsar un Plan Especial de Protección que tenga un carácter proteccionista sobre la actividad agroganadera y que, entre otras, tenga las siguientes líneas de actuación: protección de los bosques de frondosas, suelos forestales, regatas, bosques de galería, rodales, elementos arbustivos que forman las lindes, así como el paisaje en general y el patrimonio histórico y arquitectónico presente en el valle.

9. Limitar los nuevos impactos de tendidos eléctricos, pistas y carreteras.

10. La gestión forestal de los terrenos de propiedad municipal se realizará con frondosas autóctonas de mayor valor añadido, haciendo hincapié en el aspecto multifuncional de los bosques: refugio para la fauna, esparcimiento, paisaje, sumidero de CO2.

11. El 80% de las empresas desconocen las ayudas y subvenciones que existen en materia de medio ambiente, por lo que resulta necesario mejorar la información, la comunicación y la educación en dicha materia, al igual que la creación de un Plan Estratégico destinado a implantar buenas prácticas ambientales en las empresas de la comarca, llevando un control de todas las actividades y realizando inspecciones periódicas con este fin.

12. Realizar un Plan de Tratamiento realmente sostenible que se marque objetivos cuantificables de reducción, prevención, reutilización, reciclaje y compostaje, impulsando la creación de una planta de recuperación y compostaje en Txingudi. Igualmente, hay que realizar un estudio y planificación para el aprovechamiento agrícola o forestal de lo compostado.

13. Apostar de manera decidida por la implantación de criterios de eficiencia energética en el alumbrado público de toda la ciudad y la promoción de pequeñas instalaciones de todo tipo de energías renovables: solar, eólica, biogás, biomasa.

14. En lo que al agua se refiere, impulsar una planificación presupuestaria destinada a reducir las pérdidas en el abastecimiento de agua a la red, estableciendo plazos para su ejecución. Para regular el uso eficiente y racional del agua, debe crearse una ordenanza y estudiar la posibilidad de implantar tarifas progresivas y campañas educativas, de cara a racionalizar las captaciones de agua.

15. Planificar ante Iberdrola, por medio de las debidas gestiones, la modernización y soterramiento de la red que abastece de energía eléctrica a la ciudad. La implantación de las instalaciones de radiocomunicación es un hecho evidente en los tiempos que corren, y es por ello necesario crear una ordenanza municipal que regule su ubicación, controle las emisiones y proteja la salud de las personas, y que, además, minimice el impacto medioambiental y visual. 

16. Todo municipio que se precie debe tener un mapa del ruido que se revise cada cinco años y un programa municipal de actuación, con objetivos y medidas destinadas a reducir fuentes emisoras de ruidos.

17. El transporte por carretera viene creciendo de manera exponencial y si bien en los últimos años se ha dado un descenso, se estima que un porcentaje relevante atraviesa nuestro termino municipal. Estudios realizados en el estado concluyen que los fallecimientos como consecuencia de la mala calidad del aire superan a los producidos por accidentes de tráfico. Necesitamos datos actualizados y pormenorizados que nos permitan valorar el grado de emisión de contaminantes en la ciudad para poder actuar con rigor y profundidad

18. La agricultura ecológica debe tener presencia en nuestro sector primario, potenciando la creación de huertas de ocio y priorizando un modelo de alimentación saludable y ambientalmente responsable, basado en la utilización de recursos más cercanos y en la soberanía alimentaria. Igualmente, debemos desarrollar una jardinería ecológica y sostenible, sin la utilización de herbicidas, pesticidas y fertilizantes químicos, que ayude al control de plantas invasoras.

19. Crear una empresa de servicios energéticos a través de Txinzer que se abastezca de energía sostenible.

20. Realizar acuerdos con empresas sostenibles para luchar contra la pobreza energética.

21. Establecer la obligatoriedad de mantener las placas solares de edificios públicos y viviendas en buen estado y en funcionamiento, y añadir subvenciones para autoconsumo.

22. Crear una oficina verde para recoger sugerencias, editar un boletín mensual con las novedades en materia medioambiental, e informar sobre las subvenciones para la mejora de los cerramientos.

23. Aprovechar solares particulares vacíos para crear pequeños espacios naturales que favorezcan la biodiversidad autóctona.

24. Impulsar la eliminación de la excepcionalidad del aeropuerto de Donostia en Hondarribia y establecer convenios con los aeropuertos de Loiu y Biarritz.

25. Aumentar los controles sobre la caza para garantizar la seguridad y tranquilidad de personas y animales.

26. Jardinería enfocada hacia la biodiversidad urbana: en lugar de plantas de temporada, favorecer plantas autóctonas que sirvan en la polinización, den frutos para las aves y creen un sotobosque autóctono.

27. Reducir los ruidos prescindibles en muchas actividades municipales o vinculadas (limpieza viaria, etc.)

28. Crear una ordenanza para la evaluación, control, regulación y seguimiento de la contaminación electromagnética.

 

Comentarios