Políticas sociales y solidaridad

En Irun nos encontramos cada vez con más comercios cerrados y barrios dormitorio que cada vez están más abandonados. Desde Elkarrekin Podemos Irun trabajaremos en reavivar y fomentar la vida en los barrios, potenciando la convivencia ciudadana, rehabilitando el patrimonio público y ayudando al comercio de proximidad.

Políticas sociales y solidaridad

Desde Elkarrekin Podemos Irun nos comprometemos a fomentar el tejido municipal rasgado por la crisis e impulsar la lucha contra la precariedad. Debemos trabajar con decisión para reducir las enormes y crecientes desigualdades sociales, asegurando el acceso universal a los servicios públicos, a la atención social, a una educación de calidad, a la salud pública y a la vivienda.

 

Propuestas

1. Fomentar un alquiler estable y de calidad en las políticas de vivienda.

 

2. Aumentar la dotación del parque de vivienda social en Irun.

 

3. Estudiar la descentralización de algunos servicios públicos y acercarlos a los barrios.

 

4. Ampliar los programas de salud sexual y reproductiva, así como los planes de promoción de la salud en la escuela.

 

5. Potenciar los servicios sociales y la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

 

6. Mejorar la “bolsa de empleo local” con cláusulas sociales sensibles a las especiales dificultades y necesidades de determinados colectivos, haciendo especial hincapié en las medidas destinadas a las personas que más lo necesitan.

 

7. Promover la autonomía personal y atender y prevenir las insuficiencias personales y familiares originadas por la dependencia, colaborando con los Servicios de Bienestar Social de la Diputación de Gipuzkoa en la coordinación de la atención a las personas dependientes.

 

8. Conocer y atender las carencias originadas por las situaciones de desprotección social de los menores y de las mujeres.

 

9. Abrir procedimientos y métodos de colaboración con el tercer sector (Asociaciones Sociales) para promover la integración social de las personas, de las familias y de los grupos afectados.

 

10. Revisar el capítulo de la solidaridad y estudiar la viabilidad de su incremento del 0,7% al 1%.

 

11. Dotar los parques de la ciudad con elementos de recreo adaptados para menores con diversidad funcional.

 

12. Implantar el servicio municipal de urgencias sociales.

 

13. Aumentar los límites de día más allá de lo establecido por el decreto de cartera en el Centro Zubia.

 

14. Aumentar la plantilla de trabajadores sociales, a través de ofertas públicas de empleo.

 

15. Garantizar que al menos una persona de la plantilla de trabajos sociales sepa lenguaje de signos.

 

16. Elaborar un Plan contra la pobreza y la exclusión, siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible, mediante un diagnóstico de la situación, junto con asociaciones y entidades de lo social y poner en marcha, dar seguimiento y evaluar programas de fomento de empleo, emprendimiento e inclusión social para los sectores más desfavorecidos, implicando activamente a las personas en dicha situación.

 

17. Difundir la existencia del padrón universal que asegure a todas las personas residentes de un municipio a desarrollar todos los derechos y responsabilidades que les permitan las leyes, especialmente a las personas excluidas o en riesgo de

exclusión.

 

18. Desarrollar el Decreto-Cartera de servicios sociales en el municipio, detectando las necesidades y recabando los recursos necesarios para poner en marcha los servicios que necesite cada colectivo afectado.

 

19. Universalizar el sistema de servicios sociales municipales, dotándolo del presupuesto y del personal adecuados a la situación social del municipio y al índice de riesgo de exclusión social existente.

 

20. Apoyar decididamente a las personas en situación de emergencia social, gestionando con eficacia los fondos económicos suficientes para atender todas las solicitudes de ayudas de emergencia social.

 

21. Ofrecer una respuesta integral a las personas en situación o riesgo de exclusión social, generando una red en la que los centros y programas de atención inmediata puedan ser puerta de entrada a procesos de intervención social de largo recorrido. Contar para ello tanto con los centros y programas públicos, como con los de la iniciativa social.

 

22. Crear una red de escuelas infantiles públicas de calidad de 0 a 3 años exigiendo apoyo económico al resto de las instituciones implicadas.

 

23. Colaborar y reconocer la importante labor social que realiza el voluntariado y las iniciativas sociales y dar apoyo estable a su trabajo.

 

24. Desarrollar de manera participativa una Carta de Derechos de la Ciudadanía.

 

25. Despliegue de servicios que faltan en los municipios.

 

26. Favorecer la autonomía de las personas mayores, mediante programas desarrollados por los centros socioculturales municipales que promuevan una vida activa.

 

27. Crear espacios físicos de encuentro para las personas mayores. Implantar programas de acompañamiento y lucha contra la soledad de las personas mayores a través del voluntariado ciudadano.

 

28. Favorecer la participación de las personas mayores en la vida municipal, incorporando sistemas de lectura fácil en la información y creando órganos de participación adecuados a sus inquietudes e intereses.

 

29. Garantizar la salud y el bienestar de las personas mediante estas acciones:

a) Prevenir en lugar de curar: reducir la exposición de la ciudadanía a la contaminación ambiental y garantizar el acceso a recursos básicos (aire, agua, alimentos, etc.) saludables.

b) Limitar el uso y la exposición a sustancias químicas peligrosas en los espacios públicos del municipio. Poner en práctica medidas de jardinería ecológica. Controlar rigurosamente la aplicación de productos de limpieza y desinfección de la vía pública.

c) Poner en marcha programas participativos de educación para la salud dirigidos al conjunto de la ciudadanía, con especial énfasis en aquellos colectivos más vulnerables.

d) Establecer un seguimiento continuado de los indicadores municipales de salud. Proporcionar información accesible y fácilmente comprensible.

e) Elaborar un Plan de Envejecimiento Activo, contando para ello con los propios interesados, así como con las personas y asociaciones que trabajan con ellos. Promover la actividad física, a todas las edades y para personas de cualquier condición física, como elemento esencial en el mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades.

f) Impulsar el ejercicio físico y la práctica espontánea de actividades deportivas en todos los espacios públicos donde sea factible.

g) Adecuar los espacios públicos para que la población infantil juegue, descubra y disfrute de la naturaleza, y facilitar así su desarrollo saludable.

h) Poner en marcha talleres de educación emocional para todas las edades.

Dinamizar espacios y redes para la comunicación personal directa entre el vecindario.

 

Solidaridad

 Vivimos en un mundo globalizado, donde las políticas económicas internacionales conllevan un alto coste humano. Todo en este mundo está relacionado y el reparto de la riqueza debe ser lo más equitativo posible para garantizar un futuro sostenible a las siguientes generaciones. Es fundamental que entendamos que todos los seres humanos de nuestro planeta nos necesitamos mutuamente para poder avanzar y crecer juntos. La solidaridad es el factor clave que puede acabar con la precariedad, y es por ello que debemos fomentarla en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

 

Propuestas

1. Ampliar el alcance de la red antirrumores y crear programas efectivos, educar en la defensa de los Derechos humanos y la Ciudadanía Inclusiva

 

2. Favorecer la participación de las personas migradas que residen en el municipio y trabajar por su integración, con especial atención a jóvenes y menores. Hacer del municipio un lugar de acogida para personas refugiadas y migradas, incidiendo políticamente en las decisiones que toman los estados al respecto y favoreciendo iniciativas de ciudadanía inclusiva.

 

3. Promover un municipio solidario destinando un mínimo de un 0,7% de los presupuestos municipales a cooperación al desarrollo y solidaridad internacional y apoyando con recursos el trabajo de las organizaciones que trabajan en cooperación al desarrollo.

 

4. Promover un municipio tolerante y no confesional, protegiendo el derecho individual de todas las personas a sus propias convicciones y a las prácticas religiosas, si lo desean, y garantizando el carácter laico de las instituciones públicas. Consolidar espacios de diálogo con las diferentes confesiones religiosas.

 

Comentarios