Imprimir

Qué ha pasado en estos cuatro años y qué vamos a hacer que pase en los próximos cuatro

Elkarrekinpodemosirun | 12 de mayo de 2019

Hace veinticinco años (1993) de la presentación del Plan Estratégico Bidasoa 93, antecedente del Plan Estratégico 2020. Estando ya en el umbral del 2020, se constata que estamos lejos de una mejora de la situación socioeconómica de Irun, porque a lo largo de estos cuatro años se ha comprobado que la gestión política promovida por los Socialistas y Nacionalista en y desde el Ayuntamiento de Irun ha sido inútil en la defensa de la democracia social, debido a la falta de iniciativas en nuestra ciudad. Podemos evidenciar un nulo impulso en la promoción de vivienda social y de alquiler para personas con insuficientes recursos, y su incapacidad para la instalación de nuevas políticas en diversidad funcional y dependencia es evidente. En definitiva, se ha constatado que su proyecto de ciudad ha naufragado en lo social y democrático.

La situación del desempleo en Irun deja una de las cifras más alarmantes de la provincia de Gipuzkoa, situándose en un 11,22% en septiembre de 2018, y afectando a 3.511 personas del municipio. Estos datos ponen de manifiesto la falta de liderazgo institucional en la resolución de este problema social. El equipo de gobierno (PSE+PNV) no ha sabido, o no ha querido, interpretar las bases de un nuevo concepto económico para una ciudad transfronteriza. Una ciudad también se implementa abordando otro tipo de políticas y otros compromisos. 

En el contrato social y económico que proponemos desde Elkarrekin Podemos Irun, contemplamos una batería de iniciativas de futuro para llevar a cabo una alternativa GLOCAL: una fórmula de lo local a lo global. La ciudad nos llama a un nuevo desarrollo socioeconómico, y en Elkarrekin Podemos Irun entendemos este reto como un proceso de concertación y de construcción de capacidades y derechos ciudadanos en el territorio local, contando con el impulso y la determinación de la administración política del Ayuntamiento de Irun.

Por ello, el inicio de un nuevo proceso de desarrollo socioeconómico nos dará la oportunidad de favorecer el crecimiento económico, la democracia y participación política y el progreso social, de modo que se vaya alcanzando un avance en la mejora de la vida de las personas y en la sostenibilidad medio ambiental de nuestro municipio. 

Este proceso nos exige diseñar e implementar una estrategia de impulso continuo desde el ayuntamiento, siendo eje en la utilización de los recursos municipales y facilitador de la incorporación de nuevas innovaciones en un contexto de competencia globalizada. Al mismo tiempo, exige buscar fórmulas para conectar las políticas económicas locales, comarcales, regionales y nacionales en un solo marco de actuación integrador.  

En Elkarrekin Podemos Irun nos comprometemos, en el marco de las políticas socioeconómicas, a desarrollar y potenciar tres guías de exploración con nuevas iniciativas locales de empleo y de promoción empresarial e iniciativas para atraer nueva inversión o localización de nuevas actividades económicas (marketing del territorio), para posibilitar el desarrollo de ventajas competitivas y mejorar las condiciones y el entorno socioeconómico desde una perspectiva estratégica. Estos tres elementos combinados deben estar presentes en toda estrategia de promoción del desarrollo económico local.

Con nuestras propuestas, desde Elkarrekin Podemos Irun queremos que este programa sea un contrato con la gente, y nos obligamos a cumplirlo a lo largo de toda la legislatura. Hemos logrado poner en valor una nueva alternativa de gobierno. Nadie en Irun duda de la prudente y eficaz gestión política de Podemos durante estos cuatro años en el ayuntamiento, representando los intereses de toda la gente de Irun. 

Defenderemos estas propuestas y las pondremos en pie, una tras otra, con el apoyo de la gente. Este programa es nuestro contrato con la ciudadanía de Irun, y es la gente de Irun a la que le solicitamos que con su voto nos permita lograr la buena gobernanza de su ayuntamiento. 

 

Nuestro proyecto de ciudad para los próximos cuatro años

Desde Elkarrekin Podemos apostamos por una ciudad solidaria y sostenible. Por ello, debemos tener en cuenta las políticas europeas que marcan el rumbo de cómo tendrán que ser las ciudades en un futuro inmediato para hacer frente a las necesidades que ya hoy mismo nos empujan a buscar nuevos modelos y sistemas de gestión de recursos. En este aspecto, centraremos nuestros esfuerzos políticos en cambiar las dinámicas de poder basadas en el clientelismo que tanto daño han hecho y siguen haciendo a nuestra ciudadanía. 

-Tenemos que buscar el empoderamiento de todos los colectivos sociales para crear un Irún más participativo e igualitario, que tenga en cuenta tanto a los jóvenes como a nuestros mayores.

-El bienestar social debe estar en el centro de todas las políticas y acciones que se lleven a cabo desde las instituciones públicas y privadas, respetando los derechos fundamentales de todas las personas y seres vivos de nuestra ciudad. No podemos olvidar que Irun se caracteriza por tener una de las tasas de desempleo más altas del País Vasco y en muchos casos la situación está cronificada, dejando a muchas personas en situación de grave vulnerabilidad y precariedad. 

-Debemos priorizar aquellas fórmulas que fomenten el empleo y la producción local, dando apoyo a la mediana y pequeña empresa, protegiendo el comercio local y promoviendo el emprendimiento. 

-Hay que remarcar también que las situaciones de precariedad y vulnerabilidad más graves las sufren las mujeres, y por ello  las políticas laborales del municipio deben prestar especial atención a este colectivo, poniendo la perspectiva de género en el foco de todas las decisiones que afecten al desarrollo económico de Irun. A este respecto, el empoderamiento de las mujeres será una de las claves fundamentales para asegurar que la visión femenina esté integrada en el nuevo modelo de bienestar. 

-La cultura, el esparcimiento y el desarrollo personal son fundamentales para el bienestar de las personas de todas las edades. Debemos crear una ciudad más cómoda y práctica para poder dar solución a las necesidades deportivas y culturales de la ciudadanía, creando espacios donde compartir ideas, pensamientos, trabajos, aficiones... La cultura es la base del desarrollo de cualquier sociedad, y las políticas que se lleven a cabo desde las instituciones públicas y privadas de Irun han de favorecer la inclusión de todos los colectivos, para así enriquecer a toda la ciudadanía y hacer de Irun una ciudad más global, culturalmente avanzada, respetuosa, segura y saludable para todas y todos. 

-Las lenguas son una de las mayores riquezas de toda sociedad y son los puentes de unión entre los pueblos que las comparten. Por esta razón, debemos proteger, cuidar y fomentar el uso, aprendizaje y conocimiento del euskera, desarrollando planes que den prestigio al euskera y que fomenten su utilización en todos los espacios tanto públicos como privados de Irun.

-Tenemos la suerte de que nuestra ciudad está situada en un enclave natural privilegiado, flanqueado por espacios naturales y ecológicos protegidos desde instancias europeas, y por ello las políticas energéticas y urbanísticas deben estar supeditadas a la protección y cuidado del medio ambiente y a las políticas ecologistas que vienen establecidas desde instancias superiores. 

-Nuestra ciudad se merece un desarrollo urbanístico basado en la sostenibilidad, como principio ineludible para garantizar un futuro de calidad para las siguientes generaciones. Hay que abandonar las viejas políticas urbanísticas y apostar por la rehabilitación, la recuperación y la restauración de las viejas estructuras para hacerlas lo más sostenibles posible, siguiendo las normativas europeas sobre emisiones de CO2 e impacto medioambiental. Así, tenemos que apostar por un modelo urbanístico basado en el uso de las energías renovables, garantizando de esta manera la sostenibilidad y eficiencia energética de nuestro municipio. 

-Será también tarea indispensable analizar todos aquellos puntos negros y todas las barreras arquitectónicas que haya en la ciudad, para corregirlas y hacer de Irún una ciudad más segura y más accesible, prestando especial atención a la perspectiva de género. 

-La gestión de residuos también será uno de los puntos clave para garantizar la minimización del impacto medioambiental de nuestra ciudad sobre los espacios naturales que la rodean, fomentando la conciencia social y buscando fórmulas para reducir la generación de residuos no compostables tanto en los hogares como en los espacios comerciales, industriales y festivos de Irún. A nuestro parecer, el acercamiento de la gestión de los residuos al propio municipio ayudaría en la labor de concienciar a la ciudadanía sobre la problemática generada por sus propios residuos y, al mismo tiempo, ayudaría a mejorar la situación de grave desempleo que se vive en nuestra ciudad.

-Otra de las particularidades de nuestra ciudad viene dada por su condición de ciudad fronteriza, lo cual la pone en el punto de transito de innumerables movimientos migratorios. Debido a ello, Irun debe proclamarse como ciudad de acogida real y trabajar junto con asociaciones y entes públicos y privados en la integración de estos colectivos, disponiendo de un centro de acogida para todas aquellas personas en situación de necesidad y/o desprotección. Tampoco debemos olvidar que, siendo la segunda ciudad más poblada de la provincia, debe dotarse de un albergue que proporcione cobijo y asistencia a toda la gente sin techo que transite o resida en el municipio.

-Respecto a la evolución demográfica de Irún, al igual que en el resto del territorio, la población está envejeciendo de forma acusada e imparable y cambiará por completo las prioridades asistenciales del municipio, obligando a todos los entes implicados a buscar soluciones rápidas para responder a las situaciones de dependencia y desatención que surjan en la ciudad. Igualmente, tendremos que apostar por medidas realmente eficaces para fomentar, por un lado, la natalidad, en aras de garantizar el relevo generacional, y, por otro, el asentamiento de personas migrantes que respondan a las ofertas de empleo que irán apareciendo a medida que la sociedad envejezca.

-Al igual que apostamos por políticas reales que den soluciones reales a las personas en situación de necesidad, también debemos tener en cuenta a nuestros animales, como seres sintientes que son, cubriendo sus necesidades y garantizando su derecho a la vida, a la salud, al bienestar, a la integración social, a la seguridad y a la convivencia con los demás habitantes de la ciudad. 

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/programa/que-ha-pasado-en-estos-cuatro-anos/20190512095808000836.html


© 2019 Elkarrekinpodemosirun

Elkarrekinpodemosirun 2019

Plataforma Opennemas - CMS for digital newspapers
OpenHost, S.L.