David Soto
19:09
07/04/19

Una comida que vale un sueldo

Candidato a la alcaldia

Una comida que vale un sueldo

Gastar 500 euros, en algunos casos más de 800, e incluso  más de 1.200 euros en un día, en comidas “institucionales” en un conocido y privilegiado –por sus precios– restaurante de Irun, en plena crisis económica, cuando  muchas trabajadoras y trabajadores cobran esa cantidad a través de las subcontratas del Ayuntamiento de Irun, es, además de un dispendio vergonzoso, una intolerable falta de compromiso con la ciudadanía a la que han de servir. 

Como máximo representante del Ayuntamiento de Irun, claro que uno debe acudir a actos protocolarios, y eso siempre conlleva un gasto. Incluso se puede llegar a entender que alcalde o concejales requieran de dietas en sus viajes o en su día a día. Lo que no es asumible es que esa realidad se pague con sumas de dinero tan elevadas, en los lugares más privilegiados de Irun, cifras que ascienden en algunos casos al sueldo de un trabajador. 

Ha sido imposible conocer con quiénes se reunía el alcalde de nuestra ciudad en estas comidas ‘institucionales’. El gobierno municipal da como explicación que “esos datos no se conservan”. En nuestra opinión, es el dato fundamental, porque además de lo ya argumentado, queda la legítima duda de que se hayan organizado no por exigencias del cargo, sino por intereses y acercamientos al poder -empresarial, social o periodístico. 

Seguro que ocurre en otros lugares, otras ciudades. La cuestión es que hablamos de Irun, y por nuestra parte, no queremos representantes públicos que se sientan con la libertad de gastar ese dineral en un día, y/o en una comida. 

 

Unas reflexiones para la ciudadanía 

¿Cuántas veces os habéis permitido comidas por valor de 800 euros a costa de la empresa donde trabajáis? 

¿Cuál es vuestro salario o el de vuestros hijos e hijas?

¿Os parece ético que un cargo público organice comilonas con dinero público muy por encima de las posibilidades de la mayoría de la gente?

¿Con quién se hacían esas comidas?

Comentarios